PUREZA DE LOS INGREDIENTES Y ENSAYOS​

El problema de los liposomas líquidos, (tanto los inyectables como los de administración oral), es que se degradan con bastante rapidez y tienen una vida media corta. También tienen más probabilidad de descomponerse en el estómago, aunque esto no quiere decir que sean ineficaces, sino menos estables.  Los liposomas líquidos tienden a mostrar una baja solubilidad y, en ocasiones, fugas de las moléculas encapsuladas.

Se han inventado algunos métodos innovadores para abordar estos problemas y, entre ellos, los llamados proliposomas han sido los más prometedores. El desarrollo de estos liposomas secos comenzó en los años 80, para su uso en el ámbito farmacéutico.

Los liposomas LipoCellTech® son, de hecho, proliposomas.

La estabilidad de los proliposomas es muy superior a la de los liposomas líquidos normales.  Son un material granular seco y fluido (polvo), que conforma inmediatamente una dispersión liposomal al entrar en contacto con el agua o con un fluido biológico en el interior del cuerpo.  Cuando los polvos secos se hidratan con agua o fluidos corporales y se mezclan suavemente, (como en el estómago), el contenido se dispersa rápidamente para dar lugar a una suspensión liposomal en la solución acuosa.  De hecho, LOS LIPOSOMAS QUE SE FORMAN EN LA RECONSTITUCIÓN SON SIMILARES A LOS LIPOSOMAS CONVENCIONALES Y MÁS UNIFORMES EN SU TAMAÑO.

En resumen, los liposomas secos (proliposomas), son más estables, por lo que tienen una vida media más larga. Solo se descomponen en el punto de absorción del estómago, lo que garantiza que llegue a las células una mayor cantidad de los ingredientes de los liposomas. 1,2

Foto de un solo multiliposoma LipoCellTech™ en polvo después del contacto con fluidos corporales. Los fosfolípidos están en el exterior y los ingredientes, en el centro. Amplificado 30 000 veces con un microscopio electrónico.

Estudios de productos liposomales

Existen muchos estudios acerca de la eficacia del sistema de administración liposomal, tanto en líquido como en seco. En este momento, esto no se cuestiona.  El uso de liposomas para suplementos nutricionales es un avance más reciente y hay bastantes estudios que demuestran que es un sistema eficaz para la administración de vitaminas y otros suplementos.

Estudio con LipoCellTech® vitamina B 12 en polvo

Se realizó un estudio cruzado de dosis única en seis sujetos humanos con dosis equivalentes de dos formas de dosificación de vitamina B12: un líquido liposomal estándar y una cápsula liposomal rellena de polvo (con tecnología LipoCellTech®). A cada sujeto se le administraron 3 mg de LipoCellTech® en una forma de dosificación, seguido de un período de lavado de 14 días, y luego la dosificación con la otra forma de dosificación.

Todos los sujetos (a excepción de uno) mostraron un aumento por encima de la línea de referencia en uno o más puntos temporales durante 135 minutos. La B12 en suero se multiplicó por seis de media tras tomar la cápsula liposomal LipoCellTech®, lo que supone un incremento significativo en comparación con el líquido liposomal tradicional al comparar el pico máximo de B12 en suero de cada sujeto.

Estudio de la vitamina D

El efecto de un preparado liposomal de colecalciferol en 25(OH)* (Niveles de vitamina D – Estudio comparativo y abierto

* 25 OH hace referencia a lo siguiente: su cuerpo convierte la vitamina D en una sustancia química conocida como 25-hidroxivitamina D, también llamada calcidiol. El ensayo de 25-hidroxivitamina D es la mejor manera de controlar los niveles de vitamina D. La cantidad de 25-hidroxivitamina D en la sangre constituye un buen indicador de la cantidad de vitamina D presente en el organismo.

Resumen: 15 participantes sanos se sometieron a un ensayo de referencia de la vitamina D 25(OH), seguido de una suplementación con un producto liposomal que contenía 125 mcg (5000 UI) de vitamina D y 400 mcg de vitamina K (como MK7) diariamente durante 30 días. Los participantes de este estudio registraron un aumento medio de la vitamina D 25(OH) en suero del 73 % con respecto al nivel de referencia. (Fig. 1) A modo de comparación, el aumento medio de vitamina D 25(OH) con la suplementación de un preparado no liposomal durante 30 días a esta dosis es del 16 %.

Los individuos que comenzaron el estudio con un nivel de vitamina D 25(OH) en el rango «insuficiente» (por debajo de

30 ng/ml) mostraron una respuesta aún mayor, con un aumento medio del 112 %. (Fig. 2)

Conclusión: La suplementación con un producto de vitamina D liposomal durante 30 días dio como resultado un

mayor aumento de la vitamina D 25(OH) en suero que los resultados habituales tras la administración de un suplemento con un preparado no liposomal (media de 73 % frente a 16 %), lo que demuestra la mayor absorción de la vitamina D liposomal.

Estudio sobre la vitamina C

PARTE 1: ¿Qué cantidad de vitamina C liposomal absorbe la sangre de una persona (biodisponibilidad)?

Mientras que su cuerpo rechazará en un alto porcentaje las dosis altas de vitamina C en polvo o en cápsulas normales, la vitamina C liposomal supone una alternativa fantástica.

La figura 1 muestra que, en comparación con la ingestión «normal» de vitamina C (dosis única de 4 g), la ingestión de vitamina C liposomal (también de 4 g) se traduce en una concentración de vitamina C circulante apreciablemente mayor.  Por lo tanto, los liposomas facilitan la administración de vitamina C a la sangre. 

Vitamin C Study

PARTE 2: ¿Qué efectos tendrá la vitamina C una vez en la sangre (eficacia)?

El siguiente paso del estudio consiste en determinar si la concentración de vitamina C es significativa.  En este sentido, se realizó un estudio de isquemia-reperfusión.  La isquemia describe cualquier tejido que ha dejado de recibir sangre y oxígeno.

La reperfusión se produce cuando se recupera el suministro de sangre y oxígeno.  Desgraciadamente, la reperfusión puede causar un estrés oxidativo en masa en el sistema cardiovascular, ya que el oxígeno interactúa con los metabolitos producidos por los tejidos privados de oxígeno.  Según la línea azul de este diagrama, el estrés oxidativo se redujo incluso durante el aumento del estrés oxidativo de la reperfusión. 3

Estudio sobre el glutatión

Un estudio demuestra que la suplementación oral con glutatión liposomal eleva las reservas corporales de glutatión y los marcadores de la función inmunitaria

Resumen (de Pub Med)

Antecedentes/objetivos: El glutatión (GSH) es el antioxidante endógeno más abundante y un regulador esencial del estrés oxidativo. El mantenimiento de niveles óptimos de GSH en los tejidos puede ser una estrategia importante para la prevención de las afecciones relacionadas con el estrés oxidativo. Hemos investigado si la administración oral de GSH liposomal es eficaz para aumentar los niveles de GSH in vivo.

Sujetos/métodos: Se realizó un ensayo clínico piloto de 1 mes de duración sobre la administración de GSH liposomal por vía oral en dos dosis (500 y 1000 mg de GSH al día) en adultos sanos. Se evaluaron los niveles de GSH en sangre total, los eritrocitos, el plasma y las células mononucleares de sangre periférica (PBMC)* en 12 sujetos al inicio y después de 1, 2 y 4 semanas de administración de GSH.4

* PBMC significa células mononucleares de la sangre periférica. Las PBMC son una variedad de células inmunitarias especializadas que trabajan juntas para proteger nuestro cuerpo de los patógenos dañinos. Su ubicación en la sangre periférica es significativa porque actúan como una línea de defensa contra las infecciones y las enfermedades.

Resultados: Los niveles de GSH se elevaron después de 1 semana, con aumentos máximos del 40% en la sangre total, del 25% en los eritrocitos, del 28% en el plasma y del 100% en las PBMC que se produjeron después de 2 semanas (P<0,05). Los aumentos de GSH se acompañaron de reducciones en los biomarcadores de estrés oxidativo, incluyendo disminuciones del 35% en el plasma de 8-isoprostano y del 20% en las proporciones de GSH oxidado:reducido (P<0,05). Se observaron mejoras en los marcadores de la función inmunitaria con la administración de GSH liposomal, incluyendo la citotoxicidad de las células asesinas naturales (NK), que se elevó hasta un 400% a las 2 semanas (P<0,05), y la proliferación de linfocitos, que se elevó hasta un 60% después de 2 semanas (P<0,05). En general, no se observaron diferencias entre los grupos de dosis, pero la potencia estadística fue limitada debido al pequeño tamaño de la muestra en este estudio.

Conclusiones: En conjunto, estos hallazgos preliminares apoyan la eficacia de la administración diaria de GSH liposomal para elevar las reservas de GSH e incidir en la función inmunitaria y los niveles de estrés oxidativo.

REFERENCIAS​

  1. Akbarzadeh A, Rezaei-Sadabady R, Davaran S, et al. Liposome: classification, preparation, and applications. Nanoscale Res Lett. 2013;8(1):102. Published 2013 Feb 22. doi:10.1186/1556-276X-8-102.

2. Singh, Namita & Kushwaha, Poonam & Ahmad, Usama & Abdullah, Mohammad. (2019). Proliposomes: An Approach for the Development of Stable Liposome. Ars Pharmaceutica. 60. 231-240. 10.30827/ars.v60i4.8517.

3. Davis, J. L., Paris, H. L., Beals, J. W., Binns, S. E., Giordano, G. R., Scalzo, R. L., Schweder, M. M., Blair, E., & Bell, C. (2016). Liposomal-encapsulated Ascorbic Acid: Influence on Vitamin C Bioavailability and Capacity to Protect Against Ischemia-Reperfusion Injury. Nutrition and metabolic insights9, 25–30. https://doi.org/10.4137/NMI.S39764.

4. Sinha R, Sinha I, Calcagnotto A, Trushin N, Haley JS, Schell TD, Richie JP Jr. Oral supplementation with liposomal glutathione elevates body stores of glutathione and markers of immune function. Eur J Clin Nutr. 2018 Jan;72(1):105-111. doi: 10.1038/ejcn.2017.132. Epub 2017 Aug 30. PMID: 28853742; PMCID: PMC6389332.

CONTÁCTENOS